martes 10 diciembre, 2019
Headline

CHISTES DE PRESOS MUY GRACIOSOS

Una vez en una cárcel de México, la esposa visita al marido, este se encontraba en su celda y le dice:

Hola mi amor, ¿Cómo estás?
Bien, aquí saldando mi condena, pero ¿Cómo están mis hijos?
Bien, bien…
Y ¿Cómo está la chacha?
Bien, bien…
Pero, ¿A la que veo preocupada es a ti mi amor que tienes?
No pues es que 40 años son un ching… y fui a ver al director del penal para ver si había alguna manera de bajarle un poquito
Y ¿Qué dijo el hijo de puta?
Que si, que por cada vez que tuviera relaciones con él te iba a quitar un día
Y, ¿Qué hiciste?
Pues, ¡Que nos vamos!

What Next?

Recent Articles

Leave a Reply

Submit Comment