CHISTE: EL BORRACHO LLAMANDO A SU MUJER

Este era una vez un borracho que llega a su casa y toca la puerta, toc, toc, toc, y grita¡ ramera, ramera cabrona, ramera ábreme la puerta. Y sale la esposa y le dice: ¡llevo tres años diciéndote que me llamo Ramona Cabrera no ramera cabrona!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *